Cloud público, privado e híbrido, la realidad de hoy, el reto del futuro.

El informe, “Navigating a Cloudy Sky: Practical Guidance and the State of Cloud Security”, nos indica el estado actual de las preocupaciones existentes sobre los servicios cloud públicos y privados, implicaciones de seguridad y el impacto Shadow IT para los más de 1400 profesionales de TI que han sido encuestados.

La falta de control y visibilidad son los dos factores que más entorpecen la introducción de la nube en las empresas, pesa a ello, el valor de negocio es tan convincente (Software-as-a-Service (SaaS), Platform-as-a-Service (PaaS) y Infrastructure-as-a-Service (IaaS), que muchas empresas están inmersas en el camino hacia el cloud.

Las nuevas herramientas del cloud y su moderno funcionamiento son la arquitectura perfecta para dejar atrás la difícil decisión entre velocidad del negocio y la seguridad de los datos.

El 97% de los profesionales de TI que existen en el mundo utiliza algún tipo de servicio en la nube y están trabajando en temas relacionados con la visibilidad y el control.

Gracias a la implementación de nuevas medidas de seguridad están permitiendo a las organizaciones recuperar la visibilidad y el control de los datos y, de esta manera, acelerar su negocio y mejorar la seguridad.

El 59% de los encuestados está utilizando un modelo de cloud híbrido (nube privada – nube pública). La mayoría (84%) almacena los datos confidenciales en una nube pública y el 61% afirma que la información personal del cliente es la más común.

Para una correcta gestión del riesgo de los datos confidenciales en la nube la empresa debe tener visibilidad y control sobre ellos.

El malware sigue siendo en la actualidad una preocupación existente y el 56% de los profesionales encuestados señala que han  monitorizado una infección de malware con origen en una aplicación en la nube y el 25% afirma que la causa de la infección fue el phishing.

Se han conseguido robar datos a una de cada cuatro empresas que usan IaaS o SaaS, de la misma manera que una de cada cinco ha sido víctima de un ataque avanzado en la nube pública.

Las organizaciones se preparan para el nuevo Reglamento General de Protección de Datos (GDPR), que entra en vigor el 25 de Mayo y adoptan las medidas necesarias para cumplir la nueva normativa.

El cloud es uno de los temas constantes en las empresas tecnológicas y cada vez son más las soluciones para que las compañías se suban a la nube.

Muchas empresas empiezan a combinar las nubes y usar lo mejor de cada una de ellas, las públicas para los datos menos sensibles y las privadas para el uso de datos confidenciales. Así pues, el cloud híbrido es una de las soluciones más destacadas, si bien es cierto que se pueden abaratar costes al usar una nube pública y privada a la vez, es necesaria una muy buena gestión para que no se mezclen los datos y haya datos confidenciales en la nube no deseada.